Estadísticas de Acceso
Con tecnología de Blogger.

Archivo del Blog

26 sep. 2007


Anónimo, "Una bailarina", El Látigo, Guayaquil, 1895

ARTE, PRENSA SATÍRICA Y SARCASMO: LOS INICIOS DE LA CARICATURA EN EL ECUADOR (1862-1912)

Por Ángel Emilio Hidalgo

Los orígenes públicos de la caricatura en el Ecuador están sujetos a la aparición del género satírico en el periodismo, hacia la segunda mitad del siglo XIX. Pero la caricatura fue cultivada por algunos artistas decimonónicos, como Juan Agustín Guerrero (1818-1886), liberal masón y miembro de la Escuela Democrática “Miguel de Santiago” (1852), quien creó una serie de dibujos que se conservan en algunas colecciones privadas de Quito. Se desconoce si esa dispersa producción gráfica obtuvo visibilidad en algún periódico de la época, pues no se ha encontrado prueba de aquello.

En el siglo XIX hubo artistas que vieron en la deformación caricaturesca, el medio ideal para criticar su entorno político y social. Las imágenes de Juan Agustín Guerrero muestran a un demócrata convencido que critica mordazmente los devaneos del poder, satirizando a burócratas, militares y clérigos. Guerrero critica mordazmente el control de la educación por parte de la iglesia católica, lo que aparentemente sitúa a sus caricaturas no fechadas, en la primera administración de Gabriel García Moreno (1861-1865). En 1862, García Moreno dispuso que los religiosos se hicieran cargo de la educación en el Ecuador, tras la firma del polémico Concordato con la Santa Sede.

Las caricaturas de Guerrero destacan por el uso de la alegoría y la intención moralista en la mayoría de sus imágenes. También resalta la simbolización animal, en una especie de inventario zoomórfico de figuras mitad hombre, mitad animal (caballos, ovejas, lobos, perros, gallinas, saínos, gatos salvajes, etc.), que encarnan las pasiones y debilidades de los personajes caracterizados.




Juan Agustín Guerrero, "¡Y están con hambre!", c. 1865

El desarrollo de la técnica litográfica permite, hacia 1880, la publicación en la prensa de gráficas de considerable tamaño. Esto posibilita la reproducción de anuncios publicitarios de formato mediano y grande, así como dibujos. El Ecuador Ilustrado (1883) es la primera revista en formato de periódico que hace uso de la nueva técnica. Sus portadas abren con imágenes costumbristas de Guayaquil y su entorno; allí se mezclan representaciones de “tipos del Guayas” con vistas que aluden a la propagación de “costumbres modernas”, como vacacionar en Posorja o los Baños del Salado.

La prensa satírica ecuatoriana nace en el contexto de las estrategias insurreccionales que llevan adelante los liberales radicales para combatir a los conservadores, a través de las montoneras rurales del litoral en la guerra de restauración contra Veintimilla, y experimenta su mayor auge durante los gobiernos progresistas (1884-1895). Una emergente prensa satírica ilustrada actúa como instrumento en la lucha ideológica de los liberales contra los conservadores, una vez que el país recupera la constitucionalidad y asume el poder José María Plácido Caamaño. Durante su administración se siente la vigencia de un régimen fuerte y los liberales se ubican en franca oposición.

El uso de la caricatura en los periódicos fue una estrategia aprovechada por los liberales. En 1884 apareció El Murciélago, medio que inaugura la “época dorada” de la prensa satírica ecuatoriana. Considerada por algunos autores como “prensa menor”, la historiografía nacional, por lo general, ha restado importancia a esta producción cultural que rompe con la tradición del “periodismo serio” decimonónico. No obstante, este periodismo de combate se abre tímidamente a “lo popular”, desde una visión ilustrada que se inscribe en la tradición del género satírico.

La sátira desde sus inicios en la antigua Roma fue un “género de frontera” entre la literatura y la crítica social. También es una especie de “subgénero” marginal que interpela a la tradición canónica especializada en producir textos grandilocuentes. No obstante, siempre revistió una carga moralista que obligaba al lector a reflexionar sobre los “defectos” de los personajes retratados. Cosa similar ocurría con la caricatura en el siglo XIX: más allá de la “piel del texto” (elemento gráfico y verbal), la intención del artista consistía en revelar las “fallas” o extravíos de las personas que intervenían en el ámbito público.

Así por ejemplo, en El Murciélago (1884) se alternan caricaturas con artículos de denuncia y crítica política. De igual forma en El Perico (1885), “semanario satírico que llegó a gozar como ninguno de gran popularidad”, se combinan las caricaturas y coplas humorísticas con editoriales de opinión.

El cabezote o encabezado de El Perico ya advierte el propósito moralista de este tipo de prensa, en una frase del periodista español Mariano José de Larra: “A nadie se ofenderá, a lo menos a sabiendas, de nadie bosquejaremos retratos. Si algunas caricaturas por casualidad se pareciesen a alguien, en lugar de corregir nosotros el retrato, aconsejamos al original que se corrija: en su mano estará, pues, que deje de parecérsele”.

Uno de los aspectos más importantes de esta producción visual es su función comunicativa. Sostenidos en los adelantos de la prensa, los publicistas del siglo XIX aprovechan la posibilidad que tienen las imágenes para presentar visiones más amplias de las cosas. De esta forma, no solo se amplía la comunidad de lectores, sino que se abre un espacio permanente para la producción, circulación y consumo del humor gráfico.

En estos periódicos, las caricaturas van acompañadas de coplas y décimas que completan y refuerzan el contenido de los dibujos. Se muestra el interés de comunicar un mensaje de manera directa, explicando las características de la viñeta con un lenguaje coloquial que se acentúa por el gracejo y la sonoridad de la copla. Este detalle es importante porque corrobora el acercamiento a las fuentes de la cultura popular que identifica a este tipo de prensa. Así, por primera vez se visibiliza el amorfino montubio y la décima esmeraldeña, e incluso se representa a una singular pareja enfrascada en el baile del amorfino.

Francisco Martínez Aguirre, "El amor fino", El Perico, Guayaquil, 1886

Esta relativa apertura hacia “lo popular” empataría con la necesidad de percibir lo social, por la intensificación de la lucha ideológica a que se vieron abocados los liberales, en la coyuntura del movimiento restaurador y la caída del dictador Veintimilla. De hecho, muchos de los responsables de la prensa satírica fueron ilustres militantes liberales, como Francisco Martínez Aguirre (1850-1917), creador de El Perico, quien en 1889 suscribió el acta de constitución de la Sociedad Liberal Democrática, antecedente inmediato del Partido Liberal (1890), y fue nombrado Ministro de Instrucción Pública en el gobierno de Eloy Alfaro.

Francisco Martínez Aguirre fue además de periodista, caricaturista y grabador, un respetado médico. El historiador Camilo Destruge Illingworth describe el talante intelectual de Martínez en estos términos: “El estilo correcto, la frase ligera, el chiste siempre oportuno y agudo, sin descender a la ofensa, sin vulgaridades en que suelen incurrir tantos que se dedican a tan difícil género, sin saber manejarlo”. Efectivamente, no hay en El Perico ni en los otros periódicos que dirigió (Fray Gerundio, El Gavilán) ningún atisbo de escarnio o frase insultante a los adversarios políticos. Lo más destacado es el uso de la ironía en imágenes y textos, y la habilidad del trazo caricaturesco.

Como liberal convencido que era, Martínez Aguirre peleó desde su tribuna por la vigencia de las libertades individuales. En 1886, luego de 15 exitosas entregas y de un intento fallido de reeditar El Perico, Martínez Aguirre se ve obligado a salir del país, bajo la amenaza de encarcelamiento por el régimen de Caamaño. Regresa en 1889, cuando el presidente Antonio Flores Jijón decreta amnistía general a los perseguidos del régimen de J. M. Plácido Caamaño.

El poeta José de Lapierre (Ruiseñor) fue el otro responsable de la popularidad de El Perico. Su aporte está en el lenguaje directo y coloquial, así como en la musicalidad de sus décimas y coplas:

Si gritan los familiares
Del palacio episcopal
Si abusan los militares,
Si se hace un nuevo tamal,
Si vuelve a parir la perra
Si ladra “El Anotador”,
Si nos declara la guerra
El consabido doctor,
No dejes tu lengua quieta,
Aprieta, Perico, aprieta.

Este tipo de literatura vivió un proceso inédito de relativa visibilidad en un contexto ilustrado poco permeable a las manifestaciones de la cultura popular. Si bien los autores de las coplas fueron intelectuales, el uso deliberado de algunas formas del “romancero criollo” demostró una cierta apertura a ese imaginario extraído de la cotidianidad. Ahí radicó, en parte, la popularidad de la prensa satírica: en medio del “decir culto” y la reflexión política, se utilizaron refranes, expresiones coloquiales e insinuaciones punzantes que refrendaron, a su manera, el lenguaje de todos los días: “palo para el pobre... es el lema de nuestra justicia”, denunciaba El Perico en uno de sus editoriales, para explicar el porqué de su caricatura, que representaba a la justicia espoleando a un joven negro, mientras encubría al militar, al clérigo y al banquero.

4 sep. 2007

UNA APUESTA POR LA ÚLTIMA POESÍA LATINOAMERICANA
Esta es una pequeña muestra de la colección País Imaginario, lanzada por la editorial Zignos, durante el encuentro del mismo nombre entre los días 27 y 31 de agosto del presente año.


JOSÉ MANUEL BARRIOS (URUGUAY)


Mi séptima lengua

Poblaremos las kloakas de calor con
órdenes rituales dirigidas a los presos que noche a noche usan mi paladar de almohada y se dejan dominar por los pliegues de mi boca

Mi lengua no es un desierto
Mi lengua no es un desierto
Mi lengua no es un desierto
Mi lengua no es un desierto

Mi lengua no es un desierto
Mi lengua no es un desierto
Mi lengua no es un desierto
Mi lengua no es un desierto

Mi lengua no es un desierto
Mi lengua no es un desierto
Mi lengua no es un desierto

Mi lengua no es un desierto
Mi lengua no es un desierto
Mi lengua no es un desierto


Apartado sobre la ansiedad: Tus uñas eran legiones Se despertaban entre mujeres locas que les mordían el cuello

Siempre escribir el libro equivocado
Anular
cada uno de los intentos
de intercambiar el orden de pinchazos por donde pisan las montañas de plomo donde crepitan pelajes El libro que fue ya no existe para mi Patina sobre la llaga de un juego inocente que no obstante me ha llenado de sombra


****

ESTOY DE ESTADÍA POR EL MUNDO

azotea sin boca
no ha lavado
no me limpio

por mi culpa
por mi culpa
por mi gran culpa
florecerá

bocatiburón
mis amigos
son un coral
que indica
resistir

azotea sin boca

NO PAGARÉ POR ESTE SILENCIO

mangas de agua para el disfraz de
arruga que llevan mis cicatrices

vete más profundo
vete más profundo
donde tus padres no envejezcan
buceo calamares óseos
que tiemblan después de rotos

USAMOS MANGAS DE AGUA

Y dormir recostado sobre olas mudas
los cortes impuestos
a mis brazos
fueron un adorno
para recibir a las visitas
Pliegue sobre la carne
Intenta sostener
Algo más
La hundida

le dedico un texto al océano
no es tan difícil caminar sobre él

Aquí nunca llueve
aquí
no lloverá nuncA

ALAN MILLS (GUATEMALA)


ahí te siento

oh, pero yo no lo sé, treparse a una montaña es como acariciarle los rincones a mi personal jesus, y todo este verde tiene que ver con el agua y tus brisas benditas, ahora recuerdo cuando bajé al río y las mujeres pensaban que yo era otra hembra, pues mis cabellos estirábanse como una carretera muy blanda, después sonrieron enrojecidas al sospecharme el macho, diosita: ellas saben que propagaré las tribus más allá de la frontera que esta esperma ha construido, diosita: pensé mucho acerca del vacío de dios en aquel silencio de la noche, hoy sé que tienes cierta manera de llamarle al deseo, mi personal jesus: gracias a tu ausencia intuí que de aquellas montañas va resbalando el hormigón que amasija los bares y nuestros castillos rave, nuestro éxtasis lo trae el polvo de los muertos que olvidamos y se vende en los Megatemplos, ese tipo de cosas he ido pensando mientras canto para ti diosita mía, ¿me dibujás algo?, bah, ya no te amo: a) el amor muere por diversas causas y simples b) la fe es algo que reviene a falta d'orgasmos c) mi nombre se logra combinando valores lejanos


****
me violaron pero quién me va a creer, pinche puta que soy, me levantan, conmigo está su purrún, su chinique, en este pellejo les gusta divertirse y apagar sus cigarritos, en serio que siempre me sentí fea, bien hecha mierda, y ahora estos cabrones vienen a decirme: mire mamaíta usté tranquila, en gustos se rompen géneros y en petates buenos culos, ve qué de ahuevo, por tanto daño apenas y me acuerdo de lo que decían, puras sombras lo demás, puta cómo duele ahí abajo, cómo miarde adentro, igual yo sólo les aviso que ya estoy panzona, cerotes, y que a este hijo le voy a poner carlos julián porque son los dos nombres que recuerdo: dale duro julián, pasala carlos, hacela mierda, te toca julián, sí, dos nombres nomás, pero yo sé que sus tatas fueron al menos cinco, tal vez seis chontes culeros, ay, noche más pisada, si los miro me los quiebro, juro que nunca voy a dejar que te digan hijo de la gran puta, no mijo, no mi carlos julián



JORGE HURTADO (PERÚ)


soy un simulacro que ensaya todos los días
una forma terca de no ser más jorge hurtado
el simulacro de un asesino mientras bebe un vaso de agua
o se afeita mientras mira los ladrillos de una casa
o se aferra a las rápidas vacilaciones de un cuerpo enfermo
simulacro de animal varado en las orillas de la muerte
y que no tiene otra cosa en las vísceras
que su propio silencio


*****

la poesía destruye al hombre

1.
poesía de la locura. poesía de la redención humana entre avisos de neón y mujeres desnudas. palabras hurgando en las profundidades del ser que se agota en la apariencia de estar dentro de un cuerpo lejos de dios y de su mentira. baba que crece en el tiempo hasta pulverizarnos en desiertos de piel. juegos de la muerte en medio de círculos de fuego donde cualquier esfuerzo para escapar es vagabundear en laberintos de la demencia. el canto de sacerdotes moche es un poema de sangre y de la vida renovada. los delirium tremens de un borracho en cuernavaca es la búsqueda de un grial oxidado. las revelaciones del infierno alojado en nuestros cuerpos se desvanecen sin necesidad de espejos. el poema tantea en la oscuridad como tiresias asesinado en un burdel griego.
abandónate.



HECTOR HERNÁNDEZ MONTECINOS (CHILE)



1

Descendiendo por algo así como el tobogán de un parque que no puedo llamar de ninguna manera más que el Tobogán del Parque (cuando las mayúsculas son propiedad privada y las minúsculas unas máquinas de tortura empequeñecidas) y haciendo un brindis con el autor nuestras copas de fresco vino blanco se convierten en anzuelos tanto que tú y yo nos precipitamos a puñetes mientras que el tumulto prevalece allá abajo y las gotas del vino son una lluvia que hace trastabillar a los hombres que llevan sus corazones en la mano y andan diciendo cosas grandiosas pensando que son una soberana estupidez

****
Mancha es mi cama húmeda Mancha es eso por lo que me apuntan con el dedo Mancha es esa que dejaron en mi calzón Mancha son los moretones Mancha son las lágrimas sobre la falda de mamá Mancha es el vómito de mi última borrachera Mancha son las mismas palabrotas por siempre Mancha es la muerte en manos del poder homo bestia machina Mancha es el humo de las habitaciones Mancha es la de mi espalda después de los cuchillos y los látigos Mancha es la saliva que le tiran a mi hermana Mancha es el polvo blanco en las narices frías Mancha son las gotitas de sangre en mi brazo Mancha son todas las injusticias a que nos obligan como favor Mancha es el que inicia el dolor en mis caderas Mancha es el que me dejen sola en la aspereza del asfalto Mancha es la vida desperdiciada Mancha son mis susurros en tu oído Mi dolor mi dolor mi dolor es una mancha


ERNESTO CARRIÓN (ECUADOR)



NADIE TUVO COMO TÚ FUNERALES ETERNOS
UNA SÁBANA ARRUGADA COMO CIELO
Y UN CARTÓN DE ESTRELLAS

HIJO: NO TIENES LÁPIDA:
AÚN PUEDO ENVIARTE FLORES
TODAS LAS NOCHES
SOBRE CUALQUIER RÍO
cielos naranjas que se adhieren como película a la pantalla invertida de las pupilas mientras mi falo se desangra vertical como el joven Jesús en la cruz de tus piernas

lugar donde las palabras se arrastran se aferran a su devastación levantando el polvo de nuestros cuerpos Porque cuando la luz pierde su erección Profana

educados -sin embargo- para cuidar a los cerdos Para dejar nuestra espalda en llamas cuando el vicio sangra en el ojo para constituir las familias Para podrirnos

constituir una familia tirar los sueños al barco donde viaja ese impostor involuntario en que se va convirtiendo -con el pasar de los años- el que no fuimos nunca Que fuma solo de pie Que no se peina a diario Que lo arregla el viento

no entro en la repartición de la sangre de mi hijo De aquel cuchillo suelto como lombriz acariciando la calvicie de tu entrepierna

pues tu misma diste muerte a nuestro hijo A nuestro niño en abril –cubierto de excremento- y te recostaste en un sillón a imaginar los objetos y los colores que llegarías a formar con la caligrafía del futuro

decidiste detenerlo Abandonarnos

y hoy no sabes cuánto daría por reventarme el mentón contra todas las piedras-patrias de este mundo Contra todos los peñascos de este mundo Contra todas las narices de este mundo

pero mi voz solamente ahora anda bebiendo y cobarde con los ojos llenos de coágulos blancos que no serán estrellas Así anda ahora mi voz: sólo partiendo

esta voz de un algo que no podrá conocerse Que no será ya un hombre Que no será

EL HOMBRE QUE FUI
MIRA CON DESCONSUELO A LA BESTIA QUE SE LEVANTA
QUE EMPIEZA A MOVERLE EL PISO A LA ESCRITURA


SOY LA ESCISIÓN
EL CORTE QUE NOS LIBERA DE LA GANGRENA


MI BESTIA GUARDA EN SUS FAUCES
EL CORAZÓN D
E UN HOMBRE



MAURIZIO MEDO (PERÚ)



alicia (la confesión de Carroll)

excucusadme si os retraté con el cucuello ajirafadoo popor retratarla fefetal en una madriguera.tatataaanta insistencia vuestra por oír aventuras.sois la bebelleza atroz que escuece mi coconcienciay cuaaaando os contemplo así de ensimismadoes que aando prepreguntando de qué sueño sois origen.
esta almama mía, rudi men ta ria y aritmética vivesola babajo esta apariencia vuvulnerable. soy cacasiuna hecatombe que caaeeeeee dentro de vuestroedénico seendedero y contrito presiéntete la muertede mi mi amor.
-cortadle la cabeza- sentenció vuestra mamadre.que no os aflija. veveo aún como dibubujabaisoníniricas estampas bogando allá en el isis.alicia, os coconvertiste en un innnstante eternoen mi rereloj mamás nunca os confefesé del amorque provocó.
aunque fuere yo un humimilde tutor inmersoen la mamatemática y la lógica,¿seríais fe feliz siendo mi esposa? (gulp)búsquememe en el revés de vuestro espepejo.
os espero alicia.
yo os espero.



rutina
repetir el gesto con aire matemático.
repetir el sudor, la ansiedad esbirra.
repetir los hábitos diarios hasta calcar en un día siete vidas.
olvidar con qué zapatos uno descamina para tentar al fracaso por rutinacon el talento en arriendo, en compra y venta, sin hacer nada más que repetir se alquila... razón
con insomnio paquidérmico leer en élitros de moscas pensamientosque revelan vil humanomalías.
sí, leer y leer mientras la mente deambula, pobre diabla en andrajos, sin saber nada de sí ni del vecino.
no quise mi cardio misere robótico latiendo al son de orquesta maquinal.
dónde deja uno el alma, así corporativo.
no sé nada de del can kant del probo inútil pascal ni de pitágoras.
en vez de paporretear doctas teorías danzo danzón con balde y la esqueletura presta, mientras limpio el wc de la inmundicia que une al hombre con la vida.
Pero a los demás hombres les pasa inadvertido cuanto hacen despiertos, igual que se olvidan de cuanto hacen dormidos.
hay un grito, .......... un relincho y cien lenguajes de tambor.
con mandil blanco, mandril y deshumano, enjuago la pena en un pasadizo donde la tragedia anda en puntillas de pura algarabía.



ALEJANDRO TARRAB (MÉXICO)



en torno a las gramáticas de la creación

digamos que partimos de duchamp
de las piezas autodestruibles de tinguely que nuestros padres
conocieron a dios y sintieron nostalgia digamos ese tiempo
se fue escuchamos la furia de los campos absortos/
concentrados en este montaje existen tonadas guardadas
con el pudor y la pena que imprimen los tiempos un
joyerito jade encierra obras maestras absolutas palabras
como palabra
alondra
(aquí va un verso deslumbrante)


arcana. hacia el linde

perpetua no entono el canto simétrico
plateado lleno mi cara eterna despiadada como el violeta de
ese anuncio lo hago piedra lo cruzo luminoso por mi espalda
contrafuego aquí dentro hacia un no-imploro dios varado
magnético estallando fluorescencias sacude estrellas con tu
arqueo animal no te tires busca a ciegas saturado cada mueca
del dolor aleja tu cuerpo hacia el linde cada miseria también
mis piedras brillan el aliento último ultimado movedizo
metal imposible
voy despacio